Entrada destacada

Sitios para descargar libros gratis, leer cuentos, ensayos y más

El poder de la palabra Sitio que te ofrece biografías, fragmentos de obras y mucho más (en español). El poder de la palabra, ese es el títu...

25 de febrero de 2009

La oración gramatical

Según Kovacci, la oración es una unidad lingüística formada por palabras o sintagmas, más la figura tonal.

Siguiendo a la autora, las oraciones se clasifican sintácticamente en:

- Oraciones bimembres de sujeto y predicado verbal
Sujeto y predicado son funciones sintácticas interdependientes y tienen relación de concordancia entre sí. Si el sujeto está en plural, el verbo del predicado se corresponde con esta variación. El sujeto dirige la concordancia y puede representarse con las formas nominativas del pronombre personal (yo, tú, él, etc.)

Ejemplos: Ana lava los platos/Ana y María lavan los platos = Ellas lavan los platos.

El sujeto
puede ser una sola palabra, un sustantivo o una construccion endocéntrica sustantiva coordinativa, subordinativa o apositiva, que es la que cumple la función de núcleo. Puede aparecer modificado por otras expresiones, el atributo y el complemento.

Ejemplo: La carta de Juan olía a rosas.

El sujeto puede ser simple o compuesto, según si tiene uno o más núcleos. Los núcleos están coordinados por conectores de coordinación (y (e), ni y junturas internas señaladas por comas)

Ejemplo: Juan estudia mucho. Juan es núcleo del sujeto simple
Juan, Pedro y María estudian mucho. Juan Pedro y María son núcleos del sujeto compuesto.
Sujeto tácito
: tenemos sujeto tácito cuando omitimos su expresión quedando marcada por la desinencia verbal del predicado. También cuando mencionamos al sujeto en una oración anterior, no volvemos a nombrarlo explícitamente en la siguiente.

Ejemplo: Tengo que ir a comprar pan.

Predicado verbal: el núcleo del predicado es un verbo. Puede ser simple o compuesto. Los núcleos están coordinados por conectores de coordinación (y, ni, o, pero, mas, así que y otros)

- Oraciones unimembres
Estas oraciones no tienen sujeto ni predicado. Puede estar formada por un verbo impersonal (fijada en 3ra persona singular) o bien por un sintagma nominal, cuyo núcleo es un sustantivo.

Ejemplos: Llueve. / La mamá de la señora Gómez.

Predicado no verbal: en este caso, entre el sujeto y el predicado puede haber una juntura interna que indica la bipartición y, si se cambia el orden, se mantiene. En algunos casos la juntura permite contrastar la estructura bimembre con la unimembre.

Ejemplos: Prohibido fumar. / ¡Callarme, tú!
El cielo azul. (oración unimembre) / El cielo, azul. (oración bimembre)

Bipartición paralela: son las estructuras oracionales en la que ningún constituyente puede interpretarse como sujeto.

Ejemplos: ¿A mí con ésas? / ¿Con ésas, a mí?

Proposiciones suboracionales: unidad modal sin autonomía sintáctica. Si dos oraciones se coordinan asignándoles una figura tonal, se tiene una sola oración. Cada una de esas oraciones pasa a ser una proposición. También lo son aquellas en relación de adjunción.

Ejemplos: Una nube gris sobrevoló la ciudad. / Me refugié en un local. = dos oraciones
Una nube gris sobrevoló la ciudad y me refugié en un local. = una oración
Adjunción: [/Señor/, cuantas monedas quedan.]

Fuente: Kovacci, Ofelia. El comentario gramatical. Págs. 38-48.

La oración como la define Hernández Alonso, es una unidad mínima de enunciado gramatical y textual al mismo tiempo, capaz de transmitir un mensaje, con una determinada forma lingüística, que puede tener la estructura /+núcleo +|- margen/, con independencia sintáctica, fónica y semántica.

Fuente: Hernández Alonso, César. Gramática funcional del español. Págs. 56 - 65

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios requieren previa aprobación para ser publicados.